En tu empresa existen muchos elementos que fomentan el crecimiento de esta; pero encontrar uno más esencial que los procesos es complicado. Los procesos no sólo se refieren a las empresas de manufactura que requieren cadenas de producción; aplica para empresa de todas las industrias.

Pero cuando hablamos de modelado de procesos, nos preferimos a la definición que Heflo le otorga. “Con el modelado, el objetivo es optimizar el proceso. Aunque el modelado y el mapeo de procesos son técnicas que parten el proceso en pedazos y nos permiten estudiarlo, no son iguales.

El mapeo de procesos está más orientado a aclarar las funciones y procedimientos, mientras que el modelado de procesos incorpora reglas económicas y de negocios.”

4 Formas de hacer más eficiente el modelado de procesos

1- Reúnete con todo el equipo

Los protagonistas de todos los procesos siempre serán las personas. Estos marcan en gran parte la eficiencia del modelado de procesos. Una excelente te forma de optimizarlo es con la ayuda de todo los colaboradores. La comunicación es comúnmente un problema oculto que pocos detectan.

2- Contacta con profesionales

Esta opción siempre será la más eficaz y precisa. Existen empresas o agencias consultoras especializadas en la optimización del modelado de procesos. Una excelente oportunidad de detectar fallas casi invisibles. Puedes programar una consulta con profesionales y evaluarán todo tu modelado de procesos con el propósito de volverlo más eficaz.

3- Optimización constante

La optimización constante es igual de importante que las otras cuatro formas. De nada sirve tener un modelado de proceso perfectamente diseñado si la empresa lo mantiene por años y años. Periódicamente debes revisar el diseño y realizar los cambios necesarios.

4- Utiliza un diagrama de flujos

Según La Universidad Politécnica de Valencia  “Los diagramas de flujo, que datan de los años 60 (Schriber, 1969), se definen como una representación gráfica de una secuencia lógica de procesos de trabajo (Lankin et al., 1996).

Mediante la utilización de diferente simbología, representa operaciones, datos, direcciones de flujo y recursos; para la definición, análisis o solución de un problema. Este formalismo es muy flexible, el estándar ofrece la nomenclatura, pero será quien diseñe el proceso, quien estructure los diferentes bloques del diagrama según el conocimiento que posea de éste.

Se caracteriza por su gran facilidad de uso y aporta gran cantidad de información ya que muestra la totalidad del sistema, aunque presenta la problemática de su extensión, lo que dificulta la visión global de todo el sistema así como que los límites del proceso no suelen estar muy claros (Aguilar-Savén, 2004).”

Es importante recalcar que la optimización constante es necesaria para la correcta eficacia de los modelados de procesos. Siempre la mejor opción será contratar a un grupo de profesionales especializados. En Bimcon contamos con estos especialistas dispuestos a realizar una asesoría gratuita. ¿Qué opinas?

bimcon