¿Tienen las empresas ya establecidas problemas con los costos ocultos? La respuesta es sí; no sólo las PYMEs. Empresas como la tuya, que involucran distintos procesos ya “optimizados al 100%” cuentan con algunos costos que no son percibidos.

También puede interesarte: Cómo diseñar la estructura organizacional de tu empresa

Estos son los llamados costos ocultos; esos que no se han detectado aún o no se cuentan en los cálculos financieros. La mayoría de las empresas como la tuya (que dejaron de ser PYMEs) tienen una cantidad considerable de costos ocultos. El problema llega cuando estos costos nunca son descubiertos y se integran a la compañía formando parte de esta por mucho tiempo. Tu estás a tiempo.

Según Destino Negocio “Se calcula que del 15 al 40% de la capacidad de las empresas está relacionada con retrabajos y productos o servicios defectuosos.”

¿Ejemplos de costos ocultos?

En una compañía manufacturera, mucha materia prima es desechada que fácilmente podría aprovecharse para obtener más ingresos o disminuir costos. Muchas empresas que trabajan con telas aprovechan los trozos que quedan al final de la línea de producción para crear otras prendas o simplemente venderlas.

Normalmente las empresas con almacenes (como la del ejemplo anterior) tienen maquinaria para transportar el material del almacén a la fábrica. Esta maquinaria consume gasolina que obviamente cuesta dinero, ósea, representa un costo oculto.

Pero seguramente tu empresa es muy diferente y detectar estos costos es un poco más complejo; pero no te preocupes, aquí te muestro nuestras…

5 técnicas para identificar costos ocultos en tu empresa.

Primera: Mejorar la supervisión

Si es necesario contratar a un personal extra… entonces hazlo. Muchos empleados cometen errores fáciles de evitar. Errores que están acostumbrados a cometer debido a que no tienen conciencia de cómo repercute en la contabilidad de tu empresa. Un supervisor puede evitar o disminuir estos errores que representan costos ocultos.

Segunda: Analiza los procesos

Esta puedes hacer tú personalmente o contratar a unos especialistas (la segunda opción es más recomendada). Debes evaluar los procesos y sistemas en todas las actividades de tu empresa; desde imprimir algo hasta transportar material. Evalúa firmemente estos procesos e intenta detectar esos costos ocultos.

Tercera: Ajusta los costos

La reducción de costos es una pesadilla para los empresarios como tú; es una tarea que no queremos hacer. Pero si se está desperdiciando mucho material, la mejor opción será comprar menos material y así ajustar los costos. Evalúa el volumen de producción de tu producto o servicio y detecta algún costo innecesario.

Cuarta: Evalúa los tiempos

El tiempo es dinero. Todos tus empleados deberían estar laborando en sus horas de trabajo y la cargando trabajo juega un papel muy importante. Evalúa muy bien si hay tiempos muertos en tu empresa; tiempos en los que se espere una orden o tus colaboradores no tengan nada por hacer.

Quinta: Escucha a tus empleados

Aunque no lo aceptes; ellos están más involucrados en la producción del producto o servicio que tú mismo. Una excelente técnica es charlar con ellos en busca de retroalimentación acerca de cómo optimizar los procesos y que no haya ningún tipo de desperdicio; en material, esfuerzo, tiempo o dinero.

También puede interesarte: 7 Modelos de negocios innovadores

Los costos ocultos son muy peligrosos precisamente por el hecho de ser muy difíciles de detectar; sin embargo, van sumando. Es importante que tomes acción inmediatamente. Afortunadamente, nosotros en Bimcon estamos dispuestos a ayudarte con nuestra asesoría gratuita.

Si, gratuita.

bimcon